El agua y su influencia en la cerveza

Una vez visto que hemos recibido en las últimas fechas muchas preguntas acerca de procesos de elaboración de la cerveza, queremos responder a algunas de las dudas que nos habéis planteado en las últimas semanas.

¿Cual es el aspecto más importante en la elaboración de la cerveza?

Probablemente la respuesta que esperéis a esta pregunta es demasiado genérica, pero tenemos que decirlo muy claro. Todas las partes de la elaboración de la cerveza son sumamente importantes para conseguir el resultado final, es decir para conseguir esa cerveza artesana tan deseada. Para empezar un punto esencial a la hora de elaborar cerveza, es la limpieza, un punto tan básico como crítico al mismo tiempo. Una buena limpieza de tus instrumentos de elaboración son realmente importantes. Te recomendamos que utilices productos de limpieza como StarSan, en caso que no tengas la oportunidad de adquirir este tipo de productos, te recomendamos que utilices un medio ácido, utilizando preferentemente limones exprimidos (el ácido ascórbico contenido en los limones y su bajo pH es una buena manera de alejar de tu cerveza a bacterias no desadas)

Hemos incidido muy brevemente en la limpieza ya que muchos homebrewers es algo que pasan por alto en sus primeras elaboraciones. Sin querer extendernos en exceso, también os queremos destacar otros puntos importantes donde debéis incidir a la hora de elaborar vuestras cervezas. Molienda, maceración, lavado, hervido, elección de lúpulos, perfiles de levaduras, perfiles de fermentación y seguramente otros puntos que nos estamos dejando y que iremos desarrollando a petición de vosotros.

Pero de lo que realmente nos gustaría hablaros hoy es de EL AGUA.

¿Cómo interviene el agua en el perfil de la cerveza?

Nos gustaría destacar que la cerveza es en su composición total un 95% de agua, con lo cual la respuesta de como interviene el agua en el perfil en tu cerveza es fácil de responder. El perfil del agua de tu cerveza artesana ES UN PUNTO ESENCIAL EN PROCESO DE ELABORACIÓN.

Si quieres obtener buenos resultados en la elaboración de tu cerveza, deberías de conocer el perfil de agua que utilizas. Y ahora te vendrá a la cabeza una pregunta esencial,

¿Cómo conozco el perfil de agua que estoy utilizando?

Fácil y sencillo. Utiliza agua embotellada de baja mineralización.

No es que estemos en contra del agua del grifo, ni mucho menos, pero es posible que no cuentes con un laboratorio, donde seas capaz de analizar que cantidades de cada componente que nos interesa para la elaboración, contenga el agua de tu grifo, por lo tanto lo más fácil, económico y sencillo, es que te vayas a tu supermercado más cercano y compres varios garrafones de agua.

¿Cómo modifico el perfil del agua?

Una vez conocido el perfil del agua del que vas a hacer uso, deberías plantearte que estilo de cerveza vas a realizar. Para ayudarte con estos perfiles, te dejamos un enlace con los perfiles de agua deseado según el tipo de cerveza que estés buscando.

Queremos simplificarte la vida y no meterte en términos excesivamente técnicos, por lo que te diremos que te centres en el Sulfato de Calcio (CaSO4) y en el Cloruro de Calcio (CaCl2). Con una buena calculadora de agua, como la del BeerSmith o la del BrewersFriend, deberías ser capaz de ajustar los parámetros esenciales en la elaboración de tu cerveza, y saber cuanto Sulfato y Cloruro debes utilizar para tu elaboración.

Os damos un secreto muy útil

Para IPAs donde queráis que el perfil del lúpulo esté muy marcado deberéis de utilizar un ratio de Sulfatos/Cloruro 2:1. Por poner un ejemplo muy rápido, deberíais ajustar el agua para tener 150ppm de sulfato y 75 de cloruro.

Para cervezas de un caracter maltoso muy marcado, deberíais de utilizar un ratio de 2:1, pero en este caso a favor del cloruro, es decir en este caso ajustarás a 150 ppm de cloruro y 75 de sulfato.

Otro secreto más util aún

Intenta evitar a toda costa aguas embotelladas que tengan un contenido de bicarbonatos muy altos (HCO3-), ya que esto beneficiará a diversos aspectos de vuestra cerveza.

Esperamos que esta información que os hemos compartido os sea de utilidad y que podáis seguir avanzando en vuestros proyectos cerveceros. Ahora os recomendamos que probéis nuestras recientes creaciones de No Nation Brewing que podréis encontrar en nuestra tienda online.

¡No te vayas que aún no hemos terminado!

Ah! Muy importante también animaros a que compartáis este artículo si os ha parecido interesante y creéis que le puede aportar información a amigos o familiares. Además os animamos a que nos dejéis comentarios para que podamos interaccionar con vosotros. ¡Si os interesa que hagamos más artículos de este tipo, no tenéis más que dejárnoslo indicado en los comentarios!

¡Gracias!

¡Compártenos en las RRSS!
5 Comments
  • Fretson
    Posted at 21:32h, 07 mayo Responder

    Gracias por el artículo!

    Para elaborar una neipa concretamente, que proporciónes serían las más adecuadas para hilar Fino filipinoo?! 🙂

    • wp_abeerzing
      Posted at 21:48h, 07 mayo Responder

      Para gustos colores y como en esto de la cerveza no hay una ciencia exacta, te podría decir que hay tantas respuestas buenas, cómo cerveceros.

      Nosotros en No Nation para NEIPAS utilizamos 2.1 (a favor de cloruros) en algunas NEIPAS. Para otras NEIPAS hemos llegado a usar incluso 1.1, ya que la cepa de levadura que usamos dejaba mucha maltotriosa (que da ese cuerpo y regusto dulce en boca muy similar al que deja un ratio 2.1).

      Como ves, ¡muchas posibilidades para un mismo resultado!

  • Fretson
    Posted at 21:34h, 07 mayo Responder

    Y para hacer una pale ale ligerita y lupuladita? 🍺👌🏽

    • wp_abeerzing
      Posted at 21:53h, 07 mayo Responder

      Depende de lo que quieras percibir en boca. Si quieres una cerveza equilibrada, donde nada resalte por encima de nada te recomiendo un 1.1.

      Si que es cierto, que si quieres añadirle bebilidad a la cerveza, te recomiendo que te vayas a un ratio de 1,5.1 (a favor de sulfatos), incluso a un 2.1 (cuidando mucho los IBUS, no te vayas a pasar de percepción del amargor). Ir a favor de sulfatos te dará más ligereza en boca y una sensación de amargo más notable, lo que hace que la Pale Ale sea más bebible. No descuides el calcio a la hora de calcular y no sobrepases los 150ppm al añadir sulfatos.

      ¡Espero haberte ayudado!

      • Fretson
        Posted at 13:51h, 08 mayo

        Muchas gracias. Te contaré después de la próxima elaboración 👍🏼

Post A Comment